CPI (Curioso pero inútil)

En directo en la Red desde 11111010100

Una breve historia de casi todo

bryson-breve-historia.jpg

Estimados lectores, háganme inmediatamente un favor. Así, a palo seco, debo pedirles que salgan a la calle (no es necesario que se vistan del todo, sólo lo suficiente para qe no les detengan) y compren un ejemplar del libro “Una breve historia de casi todo”, de Bill Bryson. Este señor, periodista y escritor de viajes, acaba de publicar EL LIBRO DEFINITIVO de divulgación científica. El libro que a todo científico le habría gustado escribir, vaya. Me acabo de leer la última página de su edición inglesa, y ya he obligado a mi hermano a que se compre la edición española, prestándosela en primer lugar a mi madre. Es un libro del que todos podemos aprender algo. Un libro de divulgación científica del que todos podemos aprender, ya que relata la historia del mundo desde el primer pepinazo cósmico, aka Big Bang, hasta la aparición del ser humano como especie, pasando por todas y cada una de las ramas de la ciencia. No se lo pierdan.

Bill Bryson ha escrito otros libros. Yo me enteré de su existencia porque un par de meses antes de irme a Australia me encontré con su libro “En las antípodas”, que relata sus viajes por Australia. Este libro es otra maravilla de la literatura viajera. Lo devoré y me decidí a pasar por todos los sitios que él había visitado, para comparar mi experiencia con la suya. Al final, ví más de Australia que él, porque no pasó por Tasmania ni recorrió la Great Ocean Road, ni vio Nueva Zelanda, pero él vio Perth y en general se gastó más dinero que yo. Viajando por Australia me compré el resto de sus libros, que hablan de viajes por Europa (aunque no pasó por España, el maldito), por el Sur profundo de los USA, por Inglaterra (aunque no es exactamente éste un libro de viajes, porque Bryson vivió 20 años en Gran Bretaña), y otro par de libros sobre lengua inglesa.

Actualización del 19-Oct

La traducción al español tiene varios fallos de bulto. Así, el traductor no se equivoca al cambiar “billions” por “miles de millones”, pero sí se equivoca y “trillions” lo traduce por “miles de billones”, en lugar de “billones”. No se ha dado cuenta de que en inglés van de tres ceros en tres ceros todo el rato, no sólo en el primer escalón.

En otro punto de la traducción, Bryson dice que “Plutón es más pequeño que siete de las lunas del Sistema Solar, incluida la nuestra”. El traductor dice “incluida la suya” -Caronte-, cosa que es mentira. Se le ha ido la pinza varias veces, y se nota que es alguien sin formación científica. Seguiré cotejando la traducción, y enviaré una furibunda carta a RBA, a ver si los libros de ciencia se los dan a gente que sepa un poco al menos de ciencia…

¿Cómo se dice @?

Articulillo curioso que recopilo de El Navegante de El Mundo:

“A lo largo de la historia, el símbolo @ ha sido utilizado para múltiples fines, aunque nunca antes de su aplicación en informática su uso ha estado tan universalmente extendido. Si en castellano se llama ‘arroba’, ¿cómo se dice en otras lenguas?

El periódico británico The Guardian publicó que unos investigadores italianos han encontrado la primera representación escrita de este, ahora, universal símbolo. Aparece en una carta enviada por un mercader italiano en año 1536 dC, desde Sevilla a Roma.
En la carta se describe la llegada de tres barcos cargados con tesoros provenientes de América: ‘Así una arroba de vino, que es 1/13 de un barril, vale 70 u 80 ducados’ escribió el mercader representando la palabra arroba con el símbolo @.

Arroba, equivalente a la cuarta parte de un quintal, procede a su vez de ar-ruba, pronunciación hispanoárabe del árabe rub, “cuarta parte”.

Esta es una lista con las denominaciones que lleva este signo en algunas lenguas del mundo:

Inglés: At, Commercial Sign, Arroba.
Francés: Arrobase (también escargot -caracol- o arrobe )
Alemán: At, Klammaraffe o Affenschwanz -cola de mono.
Italiano: Chiocciola -caracol.
Griego: Papi o to pap’aki -patito.
Holandés: Apestaartje -cola de mono.
Ruso: Sobachka -perro pequeño.
Japonés: Atto maaku -en la marca.
Sueco: Alfaslang -alfa manguera.
Danés: Snabel-a -‘a con rama’ o trompa.
Noruego: Kanel-bolle -torta con forma espiralada.
Húngaro: Kukac -gusano o larva.
Rumano: Coada de maimuta -cola de mono.
Coreano: Gol-baeng-i o dalfaengi -caracol acuático.
Catalán: Arrova o rova .
Euskera: A Bildua .
Checo y eslovaco: Zavinac -tipo de arenque.
Búlgaro: Majmunsko a -‘mono a’- o majmunska -monito.
Estonio: Kommertsmärk -marca comercial.
Frisio: Apesturtsje – cola de mono.
Mandarín: Xiao lao shu -ratoncito- o lao shu hao -marca de ratón.
Hebreo: Shablul -caracol.
Esperanto: Atelo -mono araña-, heliko -caracol-, po-signo -signo de cantidad exacta- o volvita a -a envuelta.
Lituano: Comercial et -at comercial
Finlandés: Taksa -precio- o kissanhäntä -cola de gato.
Serbio: Majmun -mono- o ludo a -a loca.
Turco: Gül -rosa.
Afrikaans: aapstert -cola de mono.”

Los premios Darwin

Para los que no los conozcan, seguro que este post les abre las puertas a algo realmente curioso pero inútil. Los premios Darwin se otorgan a aquellas personas que ayudan a mejorar el patrimonio genético de la raza humana mediante el procedimiento de autoeliminarse antes de tener descendencia. Son premios que se otorgan a gente que se mata por ser estúpida, incompetente o insensata. Como ejemplos punteros de premios Darwin destacan el terrorista que envió una carta bomba que le fue devuelta por franqueo insuficiente y la abrió, o aquel otro tipo que, deseando mostrar lo resistentes que eran las ventanas de su despacho en la vigésima planta, cargó contra ellas en presencia de sus invitados, rompiéndolas y cayendo al vacío.
Dentro de los premios, están las menciones honoríficas a gente que no se ha matado pero que podría haberlo hecho por cometer una estupidez. Mi favorito es el hombre que ató muchos globos de helio a su tumbona, para hacer vuelo aerostático casero. Por si acaso, subió consigo una escopeta de aire comprimido para ir pinchando los globos cuando quisiera descender. Pero había medido mal el empuje de tantos globos, y cuando se quiso dar cuenta tras cortar el cable, estaba a varios cientos de metros de altura, llevado por las corrientes de aire. Acabó entrando en la zona de aproximación del aeropuerto de Los Ángeles, y siendo detenido cuando por fin se decidió a empezar a pegarles tiros a los globos para descender.
En español hay ya dos libros sobre los premios Darwin, éste y éste otro. En inglés ya han publicado la tercera parte .
Una vez que uno se va introduciendo en el ambiente de los premios, comienzan a surgir las dudas filosóficas -y espinosas- sobre los mismos. ¿Un suicida es acreedor a un premio Darwin? No, en principio, porque para ganar un premio Darwin es condición necesaria no desear la muerte sino exponerse a ella de manera estúpida. ¿Un niño es candidato a un premio Darwin? Sólo si los demás niños consideran que lo que hacía era una estupidez…
Otra pregunta que me surge es la veracidad de muchas de las historias. Los Darwin no son especialistas en leyendas urbanas, y, según cuentan en su página, no necesitan mucho para conceder validez a una historia. Por ejemplo, hablan de un robo en Madrid el 11 de marzo de 2003 en el que los ladrones salieron disparando balas de fogueo, y la policía se los cepilló rápidamente. ¿Alguien se acuerda de esta noticia? Pues ellos la han dado por cierta porque la leyeron en Terra Perú. Bastante insuficiente, a mi gusto.
En cualquier caso, los premios Darwin son una idea estupenda, y seguro que harán pasar un buen rato al lector más avezado.

Presentación

Este blog surge como intento de poner por escrito muchas de las cosas graciosas, curiosas y, por supuesto, inútiles, con las que me voy topando. No creo que a mucha gente le interese saber que “helicóptero” significa “ala redonda” en griego, pero a mi me encantó saberlo. O cuántos escritores que han descrito un viaje a la luna han cometido errores de bulto. O lo impresionante que es la novela “Criptonomicón”, de Neal Stephenson. O que es inevitable tener (al menos) un remolino en la cabeza (incluidos los calvos), o que tras remover un café al menos una de sus moléculas está (grosso modo) en el mismo sitio donde estaba antes de removerlo, o que es mentira que el agua gire en los lavabos en un sentido u otro según el hemisferio en el que estemos…

Este blog irá surtiéndose de anécdotas, comentarios de libros, detalles curiosos, detalles interesantes, deconstrucción (palabra muy en boga, oyes) de mitos, críticas musicales y lo que se tercie. Así sea.

Página 177 de 177« Primera...102030...173174175176177