CPI (Curioso pero inútil)

En directo en la Red desde 11111010100

[Libro] My life as a Quant (2007-35)


Título: My life as a Quant. Reflections on Physics and Finance
Autor: Emanuel Derman
Tema: Biografía, Física, Economía
Editorial: Wiley
Páginas: 304
ISBN: 978-0471394204
Idioma: Inglés

Un quant es una persona, casi siempre con formación científica, que se dedica a crear y probar modelos matemáticos que ayuden a valorar o estudiar el comportamiento futuro de los productos financieros. Los quants son la intersección de la ciencia, la economía y la programación. Cada banco de inversión tiene los suyos, siempre como grupo de apoyo de los traders, que son los que están en el mercado, operando con productos financieros, tanto los que piden los clientes como los que ellso se inventan, para generar un beneficio al banco. La palabra “quant” es la abreviatura del inglés para “cuantitativo”, que es la manera que tiene el mundo de las finanzas para referirse a todo aquello que tenga que ver con las matemáticas. Alguien con un perfil muy cuantitativo es alguien que ha estudiado una carrera técnica.

La vida de un quant puede ser muy interesante. Emanuel Derman [ED] pasó veinte años dedicándose a la física de partículas. Asistió a charlas de Feynman, colaboró con Freeman Dyson, estudió con Tsung-Dao Lee, Premio Nobel de física por su descubrimiento de la violación de la paridad en la física de partículas, escribió un par de artículos que estaban citados en el paper (artículo) que les dio el Nobel a Scwhinger y Tomonaga por la unificación de la fuerza electrodébil… Digamos que ED siguió todos los pasos necesarios en los EE.UU. para convertirse en un físico de carrera. Interminables becas, luego más becas tras el doctorado, estancias en el extranjero, luego intentar de alguna manera que le aceptaran como profesor ayudante en una universidad… Nada muy diferente de lo que tenemos hoy aquí.

Y, llegado un momento en el que su segundo hijo venía en camino, decidió cambiar. La física le había convertido en un nómada, y quería asentarse en algún sitio. Primero, con gran dolor de corazón, dejó el entorno universitario para ir a los laboratorios de la AT&T, una compañía de teléfonos que se dedicaba a muchas más cosas y que tenía a decenas de miles de personas en plantilla, entre ellos un inmenso grupo de I+D. Y de ahí, saltó a Wall Street, unos años después.

ED cuenta cómo se encontró de golpe con un mundo radicalmente distinto al que conocía. En su primera semana de trabajo le pidieron revisar un modelo de precios y procedió según sabía, al estilo académico: se leyó todos los artículos que encontró relacionados con el tema, construyo un modelo más simple para ver en qué no coincidía con el original, y cuando comprendía a la perfección (o casi) el funcionamiento del asunto, se lanzó a modificar el modelo grande. Casi le cuesta el despido, porque su jefe creía que llevaba tres semanas tocándose las narices. Le dijo que la siguiente vez lo quería en dos días. “En Wall Street sólo necesitas sumar, restar, multiplicar y dividir. Y a veces puedes incluso prescindir de la división”. ED comenzó a aprender rápidamente por la vía dura.

Supongo que es bien sabido por muchos de ustedes, estimados lectores, pero yo no tenía clara la división. Hay bancos comerciales (de los que tienen sucursales y ganan dinero vendiendo hipotecas y cobrando un euro cada vez que tu cuenta corriente no supera un saldo medio de 1000€ al mes) y hay bancos de inversión, que ganan dinero sin “clientes de a pie”, sino invirtiendo en bolsa y ofertando productos a clientes que no son particulares sino fondos de inversión u otros bancos. Invertir en bolsa es un inmensa simplificación para lo que son las actividades de un banco de inversión. Muchos bancos tienen ambas secciones, de inversión y comercial, entre otras. Este libro enseña los entresijos de un banco de inversión, instruyéndonos sobre algunos conceptos matemáticos por el camino (sin ecuaciones, sólo con diagramas bastante sencillos y trabajados).

El libro es muy interesante. Para mi gusto se deja sin tratar asuntos muy interesantes que el autor vivió desde dentro, como la crisis del petróleo de los años 70, el crack de la bolsa de 1987 y el momento en el que Rusia decidió no pagar los bonos del estado que debía en 1998 .

Por el camino aprenderemos desde física de partículas hasta distribuciones de probabilidad, contado todo ello con gran simplicidad (por lo que se nota que hay mucho trabajo detrás para que siga siendo comprensible), además de intuir algo del ambiente que se vivió en Wall Street durante las décadas de los ochenta y noventa del siglo pasado*.

Mi nota: Muy entretenido e interesante.

*Nota mental absurda: ¿Cómo llamamos a la presente década? ¿Los años cero?

17 comentarios en “[Libro] My life as a Quant (2007-35)

  • Dubitador dice:

    Si se habla de los años 20, 30, 40… esta primera decada del 2000 son los años 10.

  • Joan dice:

    Supongo que estamos en los años 2000… O a la primera década de 2000.

    Dubitador creo que los años 10 serán a partir del 2010.

    Curioso es el mundo de Wall Street.

  • Dubitador dice:

    Pues si :-). Reconozco el patinazo Joan.

    Zanjemos el asunto y, en petit commite, o sea entre la peña de este blog, denominemos a esta decada los años cero tal y como sugiere Remo.

  • Dubitador dice:

    Una cosa, no es critica sino mas bien perplejidad, -o envidia cochina, no se-, pero conjeturo que una buena parte de los visitantes del blog nos quedaremos con las ganas de leer el libro cuya estupenda reseña las excita.

    Hmm… el gap o brecha tecnologica se queda en nada ante esto.

    A veces me ha tentado sugerir que si un post solo van a poder aprovechar a quienes lean fluidamente en ingles justo seria que estuviera tambien redactado en ingles. Sin embargo un comentario de nada menos que el gran pjorge (pedro j romero: portentoso traductor de algunas de las mejores novelas de ciencia ficcion anglosajona vertidas al español) me hizo caer en la cuenta de que leer fluidamente no equivale a escribir con similar fluidez, mas quienes carecemos de ninguna de ambas fluideces quedamos mas empantanados que quien solo tiene que arrostrar el escribir quizas mal lo que lee bien.

  • meneame.net dice:

    Mi vida como un quant…

    Un quant es una persona, casi siempre con formación científica, que se dedica a crear y probar modelos matemáticos que ayuden a valorar o estudiar el comportamiento futuro de los productos financieros. Los quants son la intersección de la ciencia, …

  • Jeje…

    Me ha echo recordar a “pi” la pelicula de darren aronofski
    Muy recomendable para quien no la haya visto. Aunque un poco rara para mentes impresionables

  • Llevo reivindicando en broma lo de los años cero o años cero cero, desde la década de los noventa, con poco éxito, hasta ahora 😛
    También sería útil para las primeras décadas de otros siglos, para la del s. XX, en Francia, suelen de decir “Los años mil novecientos”, aunque por mil novecientos empiecen también las 9 restantes décadas del siglo, se entiende que se habla de los años cero.

  • Kaká... dice:

    mmmm… un nuevo interés por temas bursátiles….interés por los quants…mmmm
    Buscaré el libro.
    Un saludo.

    p.s. No lo he terminado de leer, puesto que lo dejé en mi país, pero si puedes mira este librillo:
    The Econometrics of Financial Markets de John Y. Campbell, Andrew W. Lo , A. Craig MacKinlay.
    (para mí esto es el rock n’ roll de hoy….)
    abrazos.

  • Elvira dice:

    ¿La primera década del siglo XXI? Por no liarnos, vamos… 😛

  • ignatius dice:

    Me parece muy interesante este libro. Queda apuntado en mi pila de libros por leer.

    Me ha hecho gracia lo de “aquí sólo se necesita sumar, restar, multiplicar y dividir, y a veces ni siquiera dividir”. Me ha recordado muchas experiencias laborales.

  • corsaria dice:

    Y digo yo, ¿cómo es que no pusiste algún enlace como estos?

    http://www.ederman.com/new/index.html
    http://en.wikipedia.org/wiki/Emanuel_Derman

    El libro tiene una pinta estupenda. Veremos si se traduce al “spanish” algún día de estos. :)

  • ilrahtala dice:

    Remo, hace ya años cuando, érais Remo y Patxi os descubrí. Os leo desde entonces. Desde hace ya unos cuantos meses, la verdad es que casi no hay post como los de antes. Ahora, casi todos son reseñas sobre libros o alguna cosilla CPI como una cita o un video… pero esas explicaciones sobre fenómenos fisicos curiosos escritas en servilletas de bar o en cualquier otro soporte, escaséan, y yo, personalmente, las echo de menos..

    ¿Es por falta de tiempo? ¿Por que prefieres escribri sobre otras cosas?

    Un saludo

  • panta dice:

    Por equilibrar un poco el comentario de ilrahtala, me gustan particularmente las reseñas de libros que haces y más aún cuando están lejos de los que puedo conseguir en el quiosco a diario.
    Por otro lado sí que hay artículos de ciencia – no sé si de la de servilleta o un poco más avanzada ;)-
    Saludos.

  • Remo dice:

    Irahtala: Es pura y duramente por falta de tiempo. Tengo 800 temas sobre los que escribir (literalmente, hay más de 800 consultas en lista de espera) pero mis días sólo me alcanzan para escribir un poquito por la mañana y un poquito por la noche. No doy más de mí. Sin embargo, como no pienso dejar el blog, lo que hago es ir sacando las cosas tal cual salen. Y claro, tardo mucho menos en hacer una reseña o comentar una tontada que en hacer un artículo de los pata negra, con sus ilustraciones y sus explicaciones. Pero no desesperes, que seguirán saliendo.

    Panta: Muchas gracias :)

  • errante dice:

    Como me comentó un profe de inglés, los anglosajones hacen un chiste fácil y le llaman a esta década “the noughties”

  • […] de su especie, Louis Bachelier, hace más de un siglo (al que podemos considerar el primer “quant” de la historia al modelizar matemáticamente el comportamiento históricos de activos […]

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *