CPI (Curioso pero inútil)

En directo en la Red desde 11111010100

[Libro] El cálculo de Dios (2007-31)


Título: El cálculo de Dios
Autor: Robert J. Sawyer
Tema: Ficción científica
Editorial: Ediciones B (byblos)
Páginas: 394
ISBN: 978-84-666-3276-8
Idioma: Español
Traductor: Pedro Jorge Romero

Este libro, que me prestó DrimeR (¡gracias mil!), es extraño. No extraño, sino diferente. Es un libro de ciencia ficción dura, pero en el que lo más importante parecen ser las emociones y las controversias éticas de los protagonistas. El comienzo es supremo:

Lo sé, lo sé; parecía una locura que los alienígenas hubiesen venido a Toronto. Vale, la ciudad es popular entre los turistas, pero uno pensaría que un ser de otro mundo iría directamente a las Naciones Unidas… O quizás a Washington. ¿En la película de Robert Wise Ultimátum a la Tierra no iba Klaatu directamente a Washington?

En efecto, unos extraterrestres, sospechosamente parecidos a los humanos en cuanto a su forma de pensar y razonar, llegan a la Tierra buscando a un paleontólogo. Quieren que les informe de la historia fósil de la Tierra, para comprobar que también aquí ha habido cinco grandes extinciones como en todos los mundos que han visitado. A Thomas Jericho, paleontólogo jefe del Royal Museum of Ontario, le toca la papeleta.

El libro está muy bien escrito, se lee muy rápido y engancha. El cogollo del libro se presenta cuando los alienígenas le dicen al Dr. Jericho que es obvio que existe Dios, y que todos ellos creen en él. Jericho considera que como científico su misión es ser ateo, a falta de otras pruebas. Esto sucede cuando llevamos pocas páginas, por lo que no les estoy desvelando mucho. El libro narra las idas y venidas intelectuales del alienígena con el humano, mientras se ponen al día de los últimos cientos de millones de años de sus respectivos planetas y otras cosas suceden alrededor. Se nos presenta en todo su esplendor la falacia del Diseño Inteligente, a veces ridiculizada, a veces soltada para “que lo pensemos”. De vez en cuando el Dr. Jericho reflexiona sobre hechos científicos conocidos en la Tierra y nos regala algunos párrafos de divulgación que, la verdad, hacen subir de nivel al libro.

El libro, reitero, está muy bien. Es cogerlo entre las manos y no poder parar. Es rápido y directo. Peca un poco de abuso de drogas alucinógenas hacia el final, pero todos sabemos lo difícil que es terminar bien una novela, sobre todo si ésta empieza con un puñado de seres de ocho patas aterrizando en la puerta delantera de un museo canadiense. El meollo principal son los dilemas éticos del protagonista y las discusiones “fé y razón” sobre la existencia de un dios y de la representación que de él hacen las distintas razas galácticas. Al igual que Sagan planteó como una trama menor en su inmensa Contacto el debate constante entre la Dra. Ellie Arroway y el predicador, aquí los papeles son interpretados por el Dr. Jericho y Hollus, el alienígena que resulta luego ser la alienígena (sólo hay dos sexos en el tercer planeta de β Hydri).

Mi nota: Muy entretenido.

24 comentarios en “[Libro] El cálculo de Dios (2007-31)

  • odo dice:

    Es curioso como Robert J. Sawyer es capaz de proponer argumentos interesantísimos y luego “estropearlos” un poco (en mi opinión) con esos toques melodrámaticos que parecen sacados de un telefilme de sobremesa. Después de leer un par de libros suyos da la impresión de que esa aparente profundidad de los personajes es sólo un truco literario que el autor, con mucho oficio, repite hasta la saciedad.

    Aún así, sus libros pueden ser muy entretenidos y los argumentos suelen ser bastante impactantes. Más que “El cálculo de Dios” a mí me gustó “Recuerdos del futuro”, aunque también se queda algo corta en cuanto a la especulación y la caracterización de los personajes.

  • Remo dice:

    Odo, siendo como eres mi maestro Zen de la Ciencia-ficción, buscaré “Recuerdos del futuro” con denuedo. :)

  • odo dice:

    Creo que te gustará, sobre todo porque el CERN es parte central de la trama :)

  • Isod dice:

    En “Contacto” se trata de una trama menor, reducida aún más en la película “Contact” de R. Zemeckis. Sin embargo, da gusto leer y re-leer el capítulo completo que en el libro se dedica a ese debate entre la astrónoma y el predicador (lo hago de vez en cuando). Por cierto, acabo de echarle un ojo a la entrada en la Wikipedia inglesa sobre el libro (en la española no hay aún) y está francamente bien.
    ¡Hasta mencionan las ideas de Averroes sobre Dios!

  • Fred dice:

    y la historia dice si los extraterrestres llegan con una maleta llena de libros???

    No sé ahora cual de los dos leer “El cálculo de Dios” o “Recuerdos del futuro”…

  • zendal dice:

    Hmmm… suena sumamente interesante. Es el tipo de libros que me enganchan. Me recuerda “en el fondo” a otro fabuloso libro (también sumamente duro), que se llamaba “Hacedor de Estrellas”. Si no lo has leído, te lo recomiendo.

    Saludos.

  • Lansky dice:

    “Camelot 30 K.” e “Hibridos. El paralaje Naenderthal”, ambos de Sawyers también están muy bien

  • Carlos dice:

    Completamente de acuerdo con Odo. Y sí que parece que use sustancias “no muy legales” en los desenlaces de sus novelas 😉

    Pero hay que reconocer que sus novelas son muy entretenidas y dan que pensar. Yo encontré a este autor gracias a Pjorge y he leído, ademas del calculo de dios, la trilogía del El Paralaje Neanderthal: Homínidos, humanos e Híbridos, que, aunque algo desigual, se deja leer y da unos puntos de vista interesantas acerca de una evolucion alternativa (fue mi lectura del verano pasado).

    Ahora ya he puesto el de recuerdos del futuro en el montón de pendientes

  • odo dice:

    Lanksy, “Camelot 30K” creo que es de Robert L. Forward.

  • PECE dice:

    Cago la leshe.
    Acabo de regresar de Madrid con una maleta llena de libros y ahora vas y recomiendas éste. Pos ala, uno más para la lista de futuribles para el próximo tour por la metrópoli.
    Voy a tener que dejar de leer CPI si no quiero acabar sin espacio en la biblioteca.
    Saludos cifiadictos

    Por cierto, trama interesante, aunque me disgusta un poco el mensaje ese de la existencia de Dios, aunque, como bien dices, Sagan también lo dejaba caer en su maravilloso “Contacto”.

    PD.: Hablando de Sagan conseguí meter en la saca “El mundo y sus demonios”

  • Lansky dice:

    No, Odo. Camelot 30 K. es de Sawyer y está editado en español por la editorial Factoria de ideas, en el 2.000

  • odo dice:

    Pues va a ser que no :)

    http://www.tercerafundacion.net/biblioteca/ver/ficha/904

    Y hay una edición más reciente, en Puzzle (que, por cierto, parece ser que deja de publicar :( ).

  • Norl dice:

    Pues me lo he leído de un plumazo y me ha gustado en lineas generales, aunque debo mostrarme de acuerdo con Odo, especialmente hacia el final de la historia.

    La frase de los judios, casi brillante :)

  • ¿Muy entretenido?

    Siento discrepar. Me pareció un auténtico ladrilo pesado y aburrido sin entrar en el tema “Dios” que no vamos a discutir.

    Gustos para todos.

  • Lansky dice:

    Sawyer creo que es un escritor más brillante que profundo, más eficaz y con oficio que penetrante. Como literatura de género usa clichés para definir a sus personajes y sentimientos, porque no es su pretensión ahondar en ellos, como en la buena literatura general. Por otra parte, el nucleo “científico” de la novela, el debate entre los defensores del diseño inteligente y los neodarwinistas es bastante falso; en la comunidad científica no hay tal, aunque la prensa no especializada y los grupos religiosos se hagan eco de élla, los primeros por ignorancia y los segundos por interés. Curiosamente, la parte que me parece más interesante y novedosa es la puramente teológica que se desarrolla a partir del desacreditado principio antrópico (puro panglossianismo) y de la visión de tres culturas con una serie de reflexiones sobre la xenofobia “blanda”. En defintiva, no es divulgación cietífica, ni buena ni mala, como puede confirmar cualquier biólogo evolutivo; se limita a usar muy bien, exagerándola, una vieja polémica evolutiva que resucita en los medios de vez en cuando. No es tampoco una gran novela, pero cumple. Y es una buena, aunque no excelsa novela de género.

  • odo dice:

    Muy de acuerdo con tu análisis. Sawyer me parece un autor mas bien del montón, pero que es entretenido leer de vez en cuando.

    Por cierto, ya estamos de acuerdo en que Camleot 30K NO es de Sawyer, ¿verdad?

  • Lansky dice:

    No la tengo, Odo, pero en la base de datos de libros editados en España (ISBN) que puedes consultar en internet, figura como de este autor. No dudo que sea un error -infrecuente- de los del ISBN.

    Sawuyer está bien, no quisiera disuadir a ningún posible lector. De todas formas mi héroe de SF es un heterodoxo:PHillick K. Dick, y luego el poeta Bradbury

  • Macluskey dice:

    De Sawyer he leído un par de libros (Homínidos y Humanos, creo). No me dejaron un buen recuerdo: personajes poco delineados, trama bastante elemental, creo que deja pasar una buena oportunidad de explorar un tema muy interesante.

    Sagan está muy bien, pero para explorar la relación entre los humanos, Dios, las máquinas, el poder, etc, nada como la tetralogía de Hyperion, de Dan Simmons. Ya sé que esto lo he dicho alguna vez antes, pero es que estamos hablando de un clásico que, con toda probabilidad, será considerado en el futuro como una de las obras cumbres de la Literatura del Siglo XX (y no sólo de la ciencia-ficción).

  • Todos los libros de Sawyer que he leido son entretenidos, fáciles de leer y con tramas que te enganchan un poco, pero nunca tuve con ellos la sensación de leer un buen libro.
    Yo los recomendaría para lectores de best-sellers y similares o como backup cuando no tienes nada que leer.

    Ya mas en concreto, “El cálculo de Dios”, la sensación que me dió fue que la idea principal, uno, no es nada original y dos, no es tan compleja como para desarrollar un libro. Aun asi el libro en si mismo esta entretenido.

  • odo dice:

    Lansky, si pinchas en el enlace que ya puse arriba

    http://www.tercerafundacion.net/biblioteca/ver/ficha/904

    verás la portada del libro y cómo figura el nombre de Robert L. Forward

  • Lansky dice:

    Entendido y convencido, Odo. Ya digo que es un error de la base de datos del ISBN, por lo demás útil.

  • Lansky dice:

    Y en mi ranking de favoritos, en el que mencioné en los primeros lugares a Ph. K. Dick y Ray Bradbury, y en el que no tendría empacho en admitir a Dan Simmons, se me olvidó mencionar los, para mi, otros dos y exclusivos grandes: Ursula K. LeGuin y Stanislaw Lem.

  • Benton dice:

    Hola a tod@s:

    Soy nuevo por aquí y me gustaría aportar (aunque tarde) un granito. Yo apoyo la candidatura de Simmons a Clásico de la Literatura, pero debo señalar que tiene la mala costumbre de escribir segundas partes un tanto flojas (y en España tienen la mala costumbre de descuartizar sus obras para sacarle tajada, como sucedió con Ilión, por ejemplo o con otros autores como Neal Stephenson y su inmenso/excelso Criptonomicon y el Ciclo Barroco).
    En cualquier caso, cuando uno culmina Hyperion, se da cuenta de que la espera y las penas merecieron la pena. He de decir que es uno de los pocos libros con los que yo me he emocionado (otros: Iliada, Clones, El Señor de los Anillos, Quenta Simarillion) y en los que he llegado a desarrollar cierta empatía hacia los personajes.

    Recomiendo encarecidamente la lectura de La Era del Diamante: Manual Ilustrado para Jovencitas, de Neal Stephenson (nuevamente) para los que os interese el tema de la educación como pilar para la formación del individuo. Ahí les dejo.

  • Jose Piñeiro dice:

    “Es un libro de ciencia ficción dura”

    Siento discrepar, pero de ciencia nada y menos de la dura.
    El libro no es mas que un panfleto de la “teoria” del diseño inteligente. Defiende apasionadamente, en boca del alienigena que dios existe. El principal argumento es el consabido “El mundo es muy complejo para ser causalidad. Funciona afinado como un reloj. Y claro, si hay un reloj necesariamente hay un relojero.”
    Ademas tiene el descaro de nombrar repetidamente a Carl Sagan, que debe estar revolviendose en su tumba.

    Podreis deleitaros con las “pruebas” del diseño inteligente: Constantes fisicas bien ajustadas, “extrañas” propiedades del agua que hacen posible la vida, el no haberse encontrado los eslabones perdidos (excepto el del caballo), la imposibilidad de los cilios (al menos ya no mencionan el ojo), la duda del nacimiento espontaneo de la vida y otro monton de tonterias desmentidas por la ciencia hace tiempo.
    Eso si, al escritor se le nota oficio y el libro es entretenido. Pero nada de ciencia. Yo lo llamaria Religion-Ficcion

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *