CPI (Curioso pero inútil)

En directo en la Red desde 11111010100

[Libro] A mathematician plays the stock market (2007-08)



Título: A mathematician plays the stock market
Autor: John Allen Paulos
Tema: Economía, Matemáticas, divulgación
Editorial: Basic Books
Páginas: 216
ISBN: 0-465-05480-3
Idioma: Inglés (Hay traducción al español)

John Allen Paulos [JP] es un matemático que ha escrito fantásticos libros de divulgación de las matemáticas, que recomiendo en bloque. Si encuentran alguno, léanlo. No se arrepentirán. En los 90, JP fue una más de las víctimas de las puntocom. Su experiencia al quedar casi arruinado le llevó a escribir este libro, en el que da un impresionante repaso al mundo de la bolsa, su funcionamiento y las tripas matemáticas que subyacen a la cotización de los valores y las estrategias de inversión.

JP escribe muy bien. Los conceptos que explica son a veces muy, muy complejos, y sin embargo sale airoso cada vez. Le admiro muchísimo. Además, escoge temas que a mí personalmente me parecen muy interesantes. Lo tiene todo.

En el libro aprenderemos sobre conceptos como el efecto ancla, realmente sorprendente: Imaginemos un experimento en el que nos preguntan por un número que no sabemos. Por ejemplo, la población de Uzbekistán. En principio no sabemos qué decir, pero entonces el examinador dice: a ver, ¿es más o menos de 100 millones?. A otro grupo, el examinador les hace la misma pregunta, pero en vez de decir 100 millones dice 1 millón. La media de la gente a la que el examinador les sugirió 100 millones anda por los 60 millones, mientras que la media de los que recibieron la sugerencia de 1 millón ronda los 5 millones. O sea, que nos dejamos influir por una cifra cuando intentamos estimar otra.

Se podría alegar que la gente se dejaba influir por la estimación del experimentador porque suponen que él lo sabe y nosotros no, así que partiendo de su suposición tiramos hacia donde a nosotros nos parece que está la respuesta correcta. Pues no. El experimento se repitió, pero, en vez de una sugerencia del experimentador, ¡se hizo girar una ruleta! La ruleta tenía cifras: 1 millón, 5 millones, 10 millones, 50 millones, 100 millones… Se preguntaba la población de Uzbekistán y se hacía girar la rueda. Las medias de la respuesta de cada grupo estaban sorprendentemente cerca del resultado que había salido en la ruleta en cada ocasión. Impresionante. Lo mismo, dice JP, ocurre cuando vamos a comprar acciones ( o nos hacemos una hipoteca a tipo variable). Si al comprar las acciones éstas están a 60 euros, inconscientemente tomaremos este valor como la “media” de las acciones, de modo que si están por encima estarán bien y si están por debajo estarán mal. Yo hice mi hipoteca con el euribor al 2,1%, más o menos, o sea que ahora que está al 4 lo veo como muy alto. Sin embargo, mirando el euribor de los últimos 20 años, veo que un 4% es bastante bajo (cosa que a la vez me incomoda y me asusta).

Otra cuestión: los sesgos. Nos sentimos más culpables si perdemos dinero por culpa de la acción que por culpa de la inacción. o sea, que si compramos algo y baja nos sentiremos peor que si no lo vendemos y baja, a pesar de que el dinero perdido en cada ocasión será el mismo. En el libro nos cuenta un par de experimentos para reafirmar el concepto.

Escondido en la página 26 encontramos un bello aforismo:

El psicoanálisis es una enfermedad para la que él mismo se postula como cura.

Y también hay una interesante reflexión sobre el concepto de horizonte de complejidad: los seres humanos dejamos de interesarnos por acontecimientos distantes en el futuro, aunque sean muy importantes. Como ejemplo pone una historia estupenda:

Nos encontramos con una lámpara maravillosa, que dentro tiene un genio que nos concederá todo aquello que queramos con una condición: Es necesario ofrecer un dinero por la lámpara, Y hay que venderla tras obtener nuestros deseos por un precio estrictamente menor que el que pagamos. ¿Qué precio ofrecerían, estimados lectores, por la lámpara? Está claro que no podemos ofrecer un céntimo de euro, porque después no podríamos vendérsela a nadie por menos (no valen los medios céntimos ni divisas extranjeras con valores inferiores). Tampoco podemos ofrecer dos céntimos, porque tendríamos que venderla por un céntimo y nuestro futuro comprador no la podría vender, por lo que no la querría comprar. Tampoco podríamos venderla por tres céntimos, porque nuestro comprador se encontraría con que su comprador no podría venderla, y así él no podría venderla, por lo que no nos la compraría… En realidad, siguiendo la cadena, no hay ningún precio por el cual podamos estar seguros de comprarla y luego venderla. Y sin embargo, estamos todos de acuerdo, creo, en que la compraríamos por mil euros. ¿En qué punto deja de importarnos la cadena de compraventas que decide si podremos vender la lámpara o no? Los ecologistas sostienen que algo parecido nos pasa con la conservación del Medio Ambiente: estamos todos de acuerdo en que si seguimos así lo dejaremos todo hecho un desastre, pero como falta mucho y aún hay arbolillos y campos y playas ríos, pues no hacemos todo lo que podríamos.

El libro es fantástico. Tiene partes complejas, pero bien solventadas por el autor, al que, repito, admiro por la simplicidad de sus explicaciones. Me lo he pasado pipa leyendo y encima he aprendido un montón (por así decirlo) sobre economía y bolsa. Es una lectura que merece la pena. Algunas partes requieren esfuerzo por parte del lector, pero es porque los conceptos de debajo son realmente revirados. De regalo, el libro contiene un guión cinematográfico sobre un tipo que sabe matemáticas y unos cuantos chascarrillos que seguro les sacarán una sonrisa. Completito.

Mi nota: Imprescindible.

20 comentarios en “[Libro] A mathematician plays the stock market (2007-08)

  • omalaled dice:

    Totalmente de acuerdo. Paulos es un excelente divulgador de matemáticas. Conozco otros tres de él de los que te hablo aquí, si no te parece mal (no sé si tú ya has hablado de ellos).

    El mejor quizás es “El hombre anumérico” muy muy recomendable. Luego está “un matemático lee el periódico”, que no sé, no sé, a mí no me gustó tanto, pero tiene momentos muy buenos domde se carga la lay de Murphy calculando probabilidades con pares de calcetines. Prometo publicarlo algún día, pero es un dato totalmente CPI :-)

    El tercero es “Más allá de los números”, en los que se dedica a hacer definiciones de conceptos matemáticos. Es más bien entretenido donde, para mí, la mejor parte es cuando habla de las votaciones. Lo publiqué en su día, por si a alguien le interesa.

    Por lo menos, y diciend tú que este último es imprescindible, pasará a la lista de mis pendientes :-)

    Eres una máquina de leer.

    Salud!

  • Raùl Sanchez dice:

    Dato curioso: lo del genio de la lampara que tiene que ser vendido a menor precio cada vez hace referencia a un cuento de Rober Louis Stevenson “El diablo en la botella”, que se encuentra en “Cuentos de los mares del sur”

  • Iñigo dice:

    La historia de la lámpara maravillosa (aunque tengo mis dudas acerca de si es el autor original) la leí por primera vez en el cuento de R.L. Stevenson (sí, el de “La Isla del Tesoro” y “El Dr. Jekyll y Mr. Hyde”) titulado “El Diablo de la Botella” (“Tre Bottle Imp”). En él se cuenta la historia de las últimas compraventas de la fatídica botella, que en esta versión de la historia tiene la capacidad de otorgar todos los deseos a su poseedor (salvo el de alargar la vida) y la pega de que el hombre que muera siendo su propietario acabará en el infierno. Por supuesto en esta historia se debe vender la botella a un precio inferior al de compra, pero sí se acepta el buscar paises con divisas y monedas de menor valor… todo esto con trama romántica y las aguas del Pacífico como escenario… Muy recomendable.

  • Iñigo dice:

    He escrito mal el título en el comentario anterior, el nombre del cuento es: “The Bottle Imp”.

  • Miguel Machado dice:

    La cita sobre el psicoanálisis, creo, proviene de un humorista vienes contemporáneo de Freud llamado Otto Carl. Como reacción, Freus escribió un “libro”, llamado algo así como “El chiste y su relación con lo inconsciente”.

  • Jorge dice:

    La verdad es que este libro es muy conocido en el mundo financiero por demostrar el resentimiento que tiene el autor por su tortazo en la bolsa. Su error fue simplemente aplicar las matemáticas de forma pura a algo tan aleatorio como los mercados bursátiles.
    Todos los que no especializamos en finanzas hemos comprobado que la parte matemática que más nos interesa es la estadística y que solo nos servirá el 50% de las ocasiones. La bolsa es riesgo pero ante todo es lotería, apuesta, suerte pura y dura ya que gira alrededor de algo tan ilógico como los humanos.
    Evidentemente el análisis de carteras es una rama en la que prima sobre todo la estadística. El uso de la esperanza matemática para la toma de decisiones llega en ocasiones a niveles extremos, y aún así cuando la aplicábamos descubríamos que la teoría y la realidad solo tenían en común el nombre del activo.
    Las pocas “leyes” en las que se basa la bolsa son algo que todos conocemos, son refranes de toda la vida no pongas todos los huevos en la misma cesta, la avaricia rompe el saco,…). Pero siempre hay una que te inculcan a fuego, que demuestra como ninguna la aleatoriedad de los mercados: rentabilidades pasadas no aseguran rentabilidades futuras. La estadística siempre se basa en datos pasados; para un financiero es una herramienta, pero nunca se basará en ella, a no ser que sea un pésimo financiero.
    La bolsa es riesgo, todos lo sabemos. A mayor riesgo mayor beneficio (si lo obtienes claro, ahí está la gracia) y si juegas como el autor a muy corto plazo (daytrading) sabes que o conoces perfectamente el lugar donde te metes o tienes mucha suerte, si no… pum, hostión.
    Pa mi que me alargué demasiado… :-)

  • Ubertino dice:

    Hola, disculpad este comentario por que no va con el tema pero creo que puede interesar. Estuve tonteando con el Google Earth sobre Florencia, a la que viaje hace poco, y me di cuenta que no estaba marcada la situación de la casa de Galileo Galilei. Fallo gordo creo yo. Para quién le puedan servir estas son las coordenadas Latitud 43°45’54.03″N Longitud 11°15’18.92″E en la Via di Sant Leonardo, al este del Ponte Vecchio. Disculpad de nuevo y felicidades a CPI, de lo mejor de la blogosfera hispana.

  • Laertes dice:

    ¡Qué casualidad! La historia de la ruleta y otras parecidas las leí hace un par de semanas en el Cryptogram de Febrero de Bruce Schneier, en un ensayo titulado “The Psychology of Security”. Muy interesante, como todo lo que escribe Schneier.

  • Raúl dice:

    Lo mejor del libro, a mi entender, es como se flagela con el tema de su propio fracaso en el mercado de valores y como, a pesar de ser el gran matemático que es, se iba introduciendo cada vez más en un laberinto sin salida. Es un libro que recomiendo en 1º y 5º de ADE como de lectura obligatoria para cualquier licenciado que se precie (es decir, que deberían leerlo por voluntad propia ;)). Es un libro sencillamente genial.

    De similar factura (fácil de leer, divertido, irónico…) es el libro Allegro, ma non tropo de Carlo M. Cipolla (esta vez es imprescindible para los licenciados en Economía)

  • Pseudópodo dice:

    El texto del cuento de Stevenson está completo aquí

  • MoZ dice:

    El libro realmente es muy bueno porque analiza muchas aristas dnetro del mercado de valores. Sobre todo porque el autor como matemático se dio a la tarea de estudiar los modelos probabilísiticos para poder predecir el cambio de las acciones. Hemos de recordar que desde los años 20’s se han buscado modelos matemáticos para la predicción de estos cambios. Por ejemplo el caso de la teoría de las ondas de Elliott, en el que se puede predecir el cambio de valores mediante la serie de Fibonacci.

    Este matemático llega a la conclusión que no existe un solo modelo que permita predecir si una acción subirá la siguiente semana. El comportamiento es completamente aleatorio y de haberlo sabido, él mismo hubiera dejado de comprar títulos de WCOM.

    Es una lectura obligada para todos aquellos intersados en el mercado de valores porque permite conscientizar el aspecto social sobre la compra y venta de titulos. Una información divulgada con un matiz en especial puede crear cambios muy drásticos en las bolsas de valores. El caso más a la mano lo tenemos hace dos semanas con la bolsa de Shangai que afectó a todas las demás del mundo, produciéndose pérdidas de hasta 8%

  • Dando una vuelta de tuerca al penúltimo vendedor, si fuera yo, se la vendería al último ofreciendole una cantidad sustancial de lo que yo pidiera al genio. Aunque este último no fuese capaz de venderla tendría motivos para comprarla: lo que yo le ofreciese.

    Lo que no me queda claro es si esto está dentro de las reglas del juego.

    saludos a todos

  • David Llada dice:

    Hola Remo!

    Me ha parecido muy interesante lo del “efecto ancla”, y le encuentro mucho sentido cuando lo aplico a mi campo de trabajo, que no es la bolsa… sino el mercado de las apuestas deportivas. Quería pedirte permiso para copiarte parte de esta reseña (o al menos tomarla como base) para un artículo en nuestra web (www.soloapuestas.com), si no te importa. Por supuesto, citando la fuente y con el correspondiente enlace.

    Saludos,
    David

  • Remo dice:

    David: Tienes todo el permiso. Muchas gracias por preguntar.

  • Voy a comprar el libro a ver qué tal. ¿A cuánto ronda el precio?
    Saludos

  • Remo dice:

    En la ficha bibliográfica tienes un enlace a la versión española en Casa del Libro. 16 €.

  • omalaled dice:

    Hola, Remo. Después de haber leído también el libro no lo encuentro tan imprescindible como lo calificas. La verdad es que después de haber leído otros de él he quedado algo defraudado.

    Puede que sea yo quien exija demasiado y, aunque no deja de tener curiosidades como la del efecto ancla, la lámapara del genio o la mentalidad que los humanos tendemos a no arriesgar nada, es un libro en el que muchas páginas me parecen más de miga que no de divulgación.

    En fin, es mi humilde opinión.

    Salud!

  • Remo dice:

    Jo, pues lo siento mucho, Omalaled. Y más porque mi juicio influyó en tu elección. A mí me apasionó cada página. A ver si te puedo recomendar un imprescidible-imprescindible, hombre…

  • omalaled dice:

    Passsssa nada. Lo hubiera leído igual. Creo que lo mejor de Paulos está en “El hombre anumérico”.

    De recomendarme otro … hmmmmm, yo vería más imprescindible un libro sobre curiosidades de la ciencia :-)))

    Tú ya me entiendes.

    Un abrazo.
    Fernando

  • […] 8.-A Mathematician Plays the Stock Market, de John Allen Paulos. Imprescindible. […]

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *