CPI (Curioso pero inútil)

En directo en la Red desde 11111010100

[Libro] Átomos en mi familia (2007-01)

Título: Átomos en mi familia (Mi vida con Enrico Fermi)
Autora: Laura Fermi
Tema: Biografía, Divulgación científica
Editorial: Marfil
Páginas: 300
ISBN: 84-268-0200-1
Idioma: Castellano
Traductor: Julio Fernández Yáñez.

Este libro tiene una historia (de la ciencia) detrás. Hace un tiempo, Omalaled publicó dos historias (I, II) sobre la radiación nuclear. En la segunda de ellas relacionaba a una señora de la limpieza con el inicio de las reacciones en cadena controladas por parte de Fermi. En el comentario 12 de esta segunda entrada, Omalaled hablaba de un libro, descatalogado, escrito por la mujer de Fermi. Años después de empezar a buscarlo, su tenacidad dio frutos y lo cazó gracias a Iberlibro. Y en la última KDD CPI de Barcelona, a la que asistió, me lo prestó (Hoy he visto en Iberlibro otro ejemplar –sólo 1 en castellano– que está en una librería de viejo de Barcelona, por si algún lector se anima. 12€ + gastos de envío). Prometí protegerlo con mi vida, tarea en la que hasta ahora he tenido éxito. Muchísimas gracias, Omalaled. En la ilustración de portada he puesto el ejemplar en inglés porque la edición en castellano llevaba la ilustración en una chaquetilla, que se perdió. Sólo queda la encuadernación en tela, sin dibujo ni título.

El libro está estupendo. Laura Fermi [LF], que tras este libro escribió muchos más (le debió de gustar la experiencia), relata en la primera parte cómo conoció a Fermi, cómo éste se abrió camino en el mundo de la Universidad italiana (chanchullos, politiqueos, odios personales y muchos cerebros privilegiados) y cómo se realizaron las investigaciones que le dieron el Nobel. Hay anécdotas estupendas, como la del radón. En las primeras pruebas, Fermi y su equipo irradiaban materiales con un compuesto gaseoso de radón, que sólo era radiactivo durante un minuto o así. La sala donde se hacía el radón y la sala donde se irradiaban las muestras estaban separadas por un largo pasillo. Durante los experimentos era habitual ver a Fermi y a su equipo corriendo como posesos de un extremo a otro del pasillo con el radón entre las manos, cronometrándose de paso y presumiendo entre ellos de quién era el más rápiso. Fermi, competitivo en todo, era siempre de los más rápidos, a pesar de que les sacaba bastantes años a los colaboradores más jóvenes. Cuenta LF que un caballero muy distinguido, catedrático, fue a visitar a Fermi, y tuvo que presenciar unas cuantas carreras de todo el equipo por el pasillo, mientras le decían al vuelo que enseguida estaban con él.

En la segunda parte del libro, tras ganar el Nobel, y con el fascismo de Mussolini en auge en Italia, la familia emigró a los EE.UU. (aprovechando precisamente el viaje a Suecia para no volver a Italia), donde primero en Chicago y luego en Nuevo México Fermi continuó con las investigaciones que llevarían a la fabricación de la bomba atómica. Se narra la vida del día a día en Los Álamos (llamado “el complejo Y” o, simplemente, “el apartado de correos 1663”. Los niños que nacían en Los Álamos figuraban como nacidos en un apartado de correos, según Laura Fermi). La acumulación de tantas mentes brillantes y excéntricas en un pueblecito en medio de la nada tenía que traer muchas anécdotas graciosas, y Laura nos regala unas cuantas. Entre ellas, una de las más grandes: cómo Fermi averiguó usando un poco de confetti la potencia de la primera bomba atómica. Pero LF lo cuenta de una manera muy peculiar: Fermi le contó, tiempo después de la explosión en el desierto de Alamogordo, que la luz de la explosión había sido muy intensa. –Y el sonido también, ¿no? Todos con los que hablé me dijeron que era un ruido atronador y que se hacía eterno– dijo ella. –Ah, ni idea. No me di cuenta de que hiciera ruido. Andaba ocupado calculando la potencia de la bomba con unos papelitos que me había llevado y no me fijé en que hiciera ruido–. Aquí Fermi ganó muchos puntos para alcanzar el estatus de “profesor despistado”.

En los libros de Feynman ocurre lo mismo que en éste. Siempre, en los libros de los que ayudaron a crear la Era Atómica, hay una sección en la que se reflexiona sobre si estuvo bien o no investigar para fabricar la bomba. Laura Fermi justifica esta investigación porque se sabía que los alemanes habían conseguido inducir la fisión del Uranio, por lo que si los EE.UU. no fabricaban la bomba, los Nazis terminarían por hacerlo primero y eso sí habrá sido el desastre total. En esto, todos los libros que he leído están de acuerdo. Había que conseguirlo antes que los alemanes. Sobre si convenía lanzarla sobre la población civil o sobre un objetivo exclusivamente militar hay siempre más opiniones. LF no opina, sólo cuenta qué opinaban los demás.

En fin, estimados lectores, que el libro merece la pena. La versión en inglés es mucho más fácil de encontrar. Es una lectura amena y que en ocasiones proporciona buenos puntos de vista sobre el día a día de un físico de los grandes. Mi nota: Muy recomendable. Lean también la crítica que Omalaled hace del libro.

PD: No conozco Chicago, pero si algún día paso por allí, lo primero que haré será seguir los pasos del prólogo (o pórtico, como aquí lo llaman) del libro:

En los terrenos de la Universidad de Chicago existe una vieja y ruinosa estructura, imitación de castillo medieval, con torres y almenajes. Pero sólo es una a modo de pantalla que oculta las graderías occidentales de un estadio de fútbol, en desuso. Sus paredes de estuco están cubiertas por gruesa capa de hollín. Los altos tubos de varias chimeneas emergen de las ventanas y sobrepasan las almenas.

Los autobuses de turismo se detienen ante esta estructura, y los guías muestran a los turistas una placa colocada en la pared exterior donde se lee:

EL 2 DE DICIEMBRE DE 1942
EL HOMBRE LOGRÓ AQUÍ
LA PRIMERA REACCIÓN AUTOMÁTICA EN CADENA
INICIANDO CON ELLO
LA LIBERACIÓN CONTROLADA DE LA ENERGÍA NUCLEAR

Es el certificado de nacimiento de la era atómica.

20 comentarios en “[Libro] Átomos en mi familia (2007-01)

  • Shora dice:

    El libro desde luego tiene pinta de ser muy interesante. Algunas de las anécdotas las había leido ya de forma aislada (lo de los papelitos de papel, por ejemplo). Pero nada mejor que un libro para recogerlas todas y ampliar muchos más detalles.

  • Davidmh dice:

    Es curioso, lo de los papelitos lo clavó, pero nadie sabe cómo lo hizo. Había leído una página en la que lo intentaba, con animación java y todo, pero nada. Quizá enlazada desde la de omalaled.

  • Marc dice:

    Hace tiempo que ando buscando el libro pero no hay manera! Al leer el post, he corrido a Iberlibro per ya no estaba. Alguien habrá sido más rápido que yo… que suerte!

  • Davidmh dice:

    Siempre puedes buscarte un enchufe con omalaled, o capturar a Remo y leerlo antes de que lo devuelva. Eso sí, que tenga ordenador y conexión a Internet, que queremos más CPI :wink:.

  • omalaled dice:

    Gracias, Remo, por las numerosas referencias que haces de mí en el artículo. No lo merezco.

    Tienes una facilidad impresionante para explicar el contenido de un libro, sin duda alguna, a juzgar por cómo lo has hecho con este.

    La próxima vez que nos veamos, si me acuerdo, te voy a dejar otro de esos que se rompe en las manos cuando lo cojes. Otro de esos libros CPI :-)

    Salud!

  • Se ve auténtica pasión en tu comentario, Remo (o será que me ha apasionado a mí). Lástima que el libro sea tan difícil de encontrar… tal vez algún editor avispado se encuentre entre tus lectores.

  • Praxidemo dice:

    Sorprendente ni siquiera sospechaba que Fermí fuese tan despistado, y que anécdotas más curiosas. Al fin y al cabo todos estos grandes hombres entrarían dentro del cliche de “Profesor chiflado”.Incluso el gran Newton investigó varios años de su vida sobre la piedra filosofal.

    Saludos

  • Davidmh dice:

    Sobre Newton, ese sí que estaba loco. Genialmente loco.

    Me encanta la historia en la que se metió una aguja de coser cuero entre el globo ocular y el hueso sólo “para ver qué pasaba”, o como aquella vez que se puso a mirar al Sol directamente. Su suerte fue impresionante, porque ninguna le produjo daños. Sólo se tuvo que pasar una semana a oscuras tras la observación con bastante dolor de ojos.

  • Jose Manuel dice:

    [OT]
    Ya se que es off-topic total.. pero que hay de la reseña de la kdd de BCN?
    No fue nadie??
    Nadie se apunto??
    Saludos.

  • Aurelio dice:

    Acabo de mandarles a los de la editorial Marfil un mensaje preguntando por el libro, que se editó en 1956, a ver que me contestan. A lo mejor si les preguntan un par de miles de veces se deciden a reeditarlo…

  • Davidmh dice:

    Jose Manuel, tienes la crónica con fotos y comentarios aquí.

  • Adama dice:

    Genial, lástima que no sea fácil de encontrar. Al final cumpliste tu palabra Remo, ha sido el primero del año. 😉

    Por cierto, me encanta como empiezas tu artículo…

    Este libro tiene una historia (de la ciencia) detrás.

    😀

  • Cesar dice:

    Revisando un viejo desvan en la casa de mi cuñado me encontre una verdadera joyita.Es un libro de astronomia del siglo XIX, lo extraño es que no tiene referencias de quien es el escritor ni tampoco fechas de edicion, pero tiene una dedicatoria en la primer hoja (escrita a pluma sin duda)fechada el 19 de setiembre de 1892.
    Son increibles los intentos de explicar el calor solar por ejemplo.
    Casi al final del libro hay una nota del traductor que se refiere al escritor como sir Robert Ball ilustre astronomo real de Irlanda.
    Realmente me encanto esa conversacion en el tiempo, admiro el poder de los libros!!!

  • Antoni dice:

    Sobre Fermi, la mejor anécdota és la que condujo a la denominada Paradoja de Fermi, excelentemente explicada en el libro “If the universe is teeming with aliens, where is everybody?” que recomiendo encarecidamente.

    Un día durante la comida, Fermi y diversos compañeros, discutieron sobre una noticia que hablaba de la desaparición de papeleras en New York y un chiste del periódico que sugería habían sido robadas por aliens. Fermi, amante de los cálculos aproximados (famosa es también su estimación del número de afinadores de piano en Chicago), calculó de forma aproximada cuanto tiempo necesitaría una civilización alienígena en propagarse por el universo y se dio cuenta que ese tiempo era mucho menor que la vida del universo. Entonces gritó: “Where is everybody?”. Una pregunta que hoy no tiene respuesta. De hecho, no es cierto que no tenga respuesta. El libro que comento da 50 posibles respuestas, Lo malo es que no sabemos cual es la correcta.

  • Cuentero dice:

    Hola, estoy revisando tu blog. Me tomaré un tiempo para hacerlo con ánimo de votar por ti en 20 minutos. Te invito, igualmente, a mi blog. http://carloscuentero.blogspot.com/

  • diego dice:

    Estoy leyendo todavia Bad Astronomy, que me tiene muy enganchado. Muy buenos los comentarios tuyos Remo, lo he leido gracias a meterme en este Blog.
    Ya tengo apuntado para proximo libro, Una Breve Historia De Casi Todo que tu has comentado.
    Bueno un saludo lectores y que no se pierda la pasion por los libros.

  • […] ENERO 1.- Átomos en mi familia, de Laura Fermi. Muy recomendable. […]

  • guillermo lopez dice:

    Hola, me parece genial tu pagina y de vez en cuando le doy una ojeada a ver que hay de nuevo y siempre encuentro cosas interesantes y buenas para mi.

    Como te parece que en mi ciudad hay una empresa que afuera dice solamente “CPI” me pregunto ¿tienes sucursal aquí en Cali Colombia? jajaja es que cuando paso por ahí, en la madrugada, pues esta cerrada y no he podido ir a ver de que es la empresa esta, por cierto es grande y bonita por fuera, ubicada en un buen barrio de mi ciudad.
    Te agradezco la información que transmites por tu pagina en realidad tiene mucho de curioso y nada de inútil, en mi opinión y de la de los demás que he recomendado.
    He conseguido el libro “en el principio era la linea de comandos” que habías comentado, gratis por Internet en formato “pdf” y lo he leído, me ha parecido genial y desde ahora estoy usando linux y me ha parecido excelente, te lo agradezco.
    solo me queda felicitarte por tan buena labor.
    saludos.

  • jorge paz dice:

    Me gusto este blog. Llama la atención como ni aun en el campo científico falta la politiquería ,los odios,persecuciones,intrigas haciéndose mas simple ntender el mundo atómico que la sociedad humana.

  • Ana Llorca dice:

    Hola, hemos encontrado en un rincon del almacén una caja con varios ejemplares de este difícil libro, que hemos puesto en venta hoy mismo, por si hay alguien interesado. Para conseguirlo, podéis hacerlo directamente en este link, o escribirnos a librosfugitivos@hotmail.com. Si os apareciera como vendido, por favor, buscadlo de nuevo pasados unos minutos, ya que lo vamos reponiendo a medida que se van vendiendo. ¡yo ya me lo estoy leyendo!
    http://www.todocoleccion.net/atomos-mi-familia-mi-vida-enrico-fermi-laura-fermi-ed-marfil-muy-dificil~x44462208
    Un saludo y enhorabuena por vuestro blog!

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *