CPI (Curioso pero inútil)

En directo en la Red desde 11111010100

Las burbujas de la Cocacola

Hoy, CPI patrocina una solución para los problemas de sus lectores. CPI se ha levantado esta mañana con vocación de servicio público. Y eso no ocurre tan a menudo, así que ¡aprovéchense!

cocacola-can.jpg

Seguro que la mayoría de mis escasos pero inmerecidos lectores han sufrido más de una vez el letal y pringoso ataque de espuma de una lata de Cocacola agitada inmisericordemente por una máquina expendedora con malas pulgas. Muchas veces es posible adivinar, antes de abrir la lata, que el contenido está levemente revuelto. Por ejemplo, cuando el sonido de la lata supera los 100 decibelios a 10 metros, y podemos sentir en nuestros higadillos cada golpe a medida que la lata va siendo vapuleada en las entrañas de la máquina:

burbujas_cocacola.jpg

Sabemos que, en estos casos, NO debemos abrir la lata inmediatamente, sino esperar a que poco a poco el líquido “se asiente”. Esto es especialmente doloroso en los días de calor y sed. Miramos la lata y pensamos “tan cerca, tan lejos…”
Pues bien. Sepan mis sufridos lectores que el ataque de espuma de una lata agitada está bien estudiado por la física. Una cocacola es, a los efectos que nos interesan, un líquido con un gas (anhídrido carbónico, o CO2) disuelto en él. Los gases tienen una solubilidad en los líquidos, es decir, para un gas y un líquido dados, hay una máxima cantidad de gas que podemos disolver en el líquido. Esta solubilidad disminuye, por ejemplo, si aumentamos la temperatura o, como en este caso, si agitamos la disolución. Cuando la lata recibe la paliza parte del gas deja de estar disuelto, y se forman multitud de burbujas, que quedan adheridas al fondo y paredes de la lata. Al abrir la lata, la diferencia de presión entre el interior (alta presión) y el exterior (baja presión) hará que las burbujas asciendan a la superficie, arrastrando el líquido y formando toda la espuma que saldrá de la lata. Para evitarlo, estimados lectores, hay que dar pequeños golpes con los dedos (lo que en España llamamos “tobas”, igual que los golpes que le damos a nuestros hermanos pequeños en las orejas) a lo largo de las paredes de la lata. Así, desprenderemos las burbujas de las paredes, haciendo que asciendan hasta la parte de arriba de la lata. Y al abrirla, el gas escapará, pero no arrastrará consigo al líquido, y no se formará tanta espuma. ¡Y ya está!

Actualización: El segundo factor implicado en la desaparición de las burbujas es el tiempo. Si esperamos un rato, las burbujas se irán volviendo a disolver en el líquido, por lo que al abrir la lata no tendremos una sorpresa. Darle unas vueltas a la lata mientras vamos desprendiendo burbujas hace que la abramos más tarde, por lo que contribuye doblemente a evitar salpicaduras.

30 comentarios en “Las burbujas de la Cocacola

  • kikon dice:

    me acabas de salvar la vida. la proxima vez que saque la pxxxxx botella de la nevera y la abra no rociare la cocina con coca cola, y mi mujer no dira ni pio. ;))

  • Satanux dice:

    Tuve la posibilidad en internet de ver páginas sin sentido práctico, sin un uso, sin sentido, pero…

  • Leporello dice:

    Llevo 3 años haciendo eso para sacar aire de jeringuillas en el trabajo y no se me había ocurrido hacerlo con la coca-cola

  • Lantzi dice:

    No había leido hasta hoy este post. Ahora me explico porqué funciona el truco de descorchar el champán (o cava) sin que se desborde la espuma:
    Golpear la botella a la altura de la etiqueta con el canto del cuchillo (sin miedo) antes de abrir.
    Es milagroso, no falla nunca.

  • Otacon dice:

    ¡Qué genial!

    Yo lo hacía porque siempre he tenido la manía de juguetear inconscientemente a dar golpecitos en la lata. Me gusta como suena. Y ahora entiendo por qué nunca me he pringado cosa mala (o casi nunca, donde el casi es esas ocasiones en las que no es que muriese de sed, sino que estaba ya viviendo mi propia ECM)

  • hairanakh dice:

    Este… cómo definirlo… ¿brillante?
    Sí, esa era la palabra.

  • Treiral dice:

    fantastico, me alegro de visitar esta página a diario, esta noche tengo un asadero :)

  • Treiral dice:

    oh! ahora k me lo pregunto, mi tio me conto que para kitar el gas a un refresco lo que hay k hacer es enrollar una servilleta de papel y revolver un poco (muy poco) el liquido, como si fuera una cucharilla, y asi se kita pero… ¿¿porke?? ¿conoces la respuesta? =)
    saludos!

  • Remo dice:

    Treiral: Probablemente es porque la servilleta absorbe el líquido, pero sólo el líquido, y por tanto el líquido absorbido libera el gas. Al ir removiendo la servilleta, va entrando y saliendo líquido de la misma, pero el que entra lleva gas y el que sale ya no…

  • Treiral dice:

    wo, entiendo.., gracias por la respuesta!

  • Susana dice:

    Qué bueno el post, je, je.

  • Free-ky dice:

    Genial, eres un crack, te echaremos de menos!

    Saludillos

  • Tu blog es de lo mejorcito de la blogosfera, y además te superas cada vez. Lo único malo es que este post es curioso pero… TREMENDAMENTE ÚTIL.

    Un saludo.

  • Felipe dice:

    Normalmente cuando al echar un refresco/cerveza, si vemos que va a hacer mucha espuma, golpeamos ligeramente el vasco con la propia botella para que no se haga tanta espuma.

  • ceritium dice:

    mini punto y punto para ti por este post XD

  • low dice:

    Aprovechando esto tengo otra pregunta, pq cuando abres una cerveza (botella de cristal) y viene el tipico gracioso y le da un golpe sobre la parte de arriba se produce tanta espuma como si se hubiese removido? se que me explico muy mal, pero seguro que a mas de uno le ha pasado xDD.
    Por cierto, lo de los golpecitos lo sabia pero la explicacion ha sido lo mejor,nunca me lo habia planteado, muy bueno.

  • Remo dice:

    Explicación al viejo truco de “te doy con el culo de mi botella en la boca de la tuya y se te sale toda la espuma y soy super gracioso jejeje”: Es lo que cuento en esta misma entrada: el golpe provoca la creación de múltiples burbujas que dejan de estar disueltas en el líquido, ascendiendo a la superficie y formando espuma. Es, en realidad, agitar la cerveza, sólo que una única vez.

  • Felipe dice:

    Esa gente debería morir, desperdiciar cerveza… habrase visto semejante$%&·$/&$%

  • Diego G. dice:

    Felipe, no se en donde tu vives, pero por estos lares está mal visto golpear a los vascos con botellas XDD

  • jose dice:

    Ohhh, me acabo de enterar de por qué al echar en un vaso cocacola caliente se forma más espuma que cuando se echa cocacola fría. 😀

  • […] No sé qué tienen las burbujas que nos encantan en CPI. Leo en el estupendo (y alimenticio) blog Morcilla en caldera algo que me ha parecido altamente CPI, así que lo cito: […] Hace mucho tiempo, cuando era pequeño, ese gran vidente llamado Rappel, lo digo ironicamente, explico en la tele un fenomeno que a mi me llamaba mucho la atención. Resulta que cuando me entraba un vaso de agua a mi cuarto por la mañana misteriosamente se formaban unas burbujas en las paredes del vaso. Según Rappel esto se debe a que por la noche liberamos energía y forma las burbujas. Ya se que es una imbecilidad como una casa, pero yo era pequeño y me lo creí. Unos años más tarde, en clase de química, estabamos viendo las disoluciones y como la cantidad de una sustancia que puede ir disuelta en otra depende de la temperatura. Por ejemplo, la cantidad de sal que puede ir disuelta en agua a 30º e mayor que la que puede ir disuelta en agua a 20º. Pues bien, con el oxigeno pasa al contrario. Cuanto más fria está el agua más cantidad de oxigeno puede ir disuelto en una cantidad de agua. Y ahora vamos con la explicación. […]

  • […] En Agosto, Remo nos explicaba como evitar que una lata salpique. En el vídeo “Mentos Explosion”, se persigue todo lo contrario: Con una Coca-Cola de 2 l y unos caramelos Mentos se provoca un geyser espectacular. Aproximadamente, la erupción llega a 2-3 m de alto, así que no lo intentéis dentro de casa. […]

  • Unoquellega dice:

    Este truco lo emplean (probablemente sin saber porque) muchos camareros, que al echarte la cocacola en un vaso van golpeandolo por los lados con el culo de la botella y paran asi el flujo de espuma :)

  • Praxidemo dice:

    El conocimiento humano como el universo es inconmensurable.
    Hasta a la hora de tomarse un refresco hay ciencia.

    Aquila non capit moscas.

  • JAIMOTO dice:

    Es aun más facil. No hace falta dar golpecitos a lo largo de toda la lata, metodo que funciona, sin duda, pero en estas fechas en que los golpes estan mal vistos (violencia desmedida contra una pobre lata de refresco)tenia que buscar un metodo alternativo.

    Revisando las posibles soluciones, recordé la ceremonia japonesa del té. De ahí viene la idea y la puesta en marcha de la prueba.

    Tan solo, colocar la lata sobre un mostrador recto y, cogiendola por arriba, girarla energicamente sobre si misma… una… dos… tres veces, y abrir sin problemas. 100% seguro.

    La cosa está en que como la idea es la de desprender las burbujas de los laterales, que mejor que usar la fuerza centrifuga y desprender esas burbujas de las paredes con el movimiento del propio liquido…

    Ma si non e vero, e ben trovatto..

  • alejandro dice:

    Girar tres veces lata de recha y otras tres de izquierda y solo sale parte del gas y no el liquido y esto en todas las bebidas con gas, cava, tonica, etc

  • Bel dice:

    que decepción, es tremendamente útil

  • randal dice:

    Comentáis que para que un liquido pueda absorber (disolver) mas gas, hay que enfriarlo. Mi pregunta: para los sólidos, al revés, no?
    >pongamos que quiero aumentar la solubilidad del azúcar en leche… pues la caliento, no?

  • Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *